erik

erik

Translate






De continuo mientras camino observo a mi alrededor y en cualquier momento parare el tiempo, congelando un instante para siempre.


Fotos, pinturrajos y Músicas



viernes, enero 15

noctambias



Hada  -  t&e


Y al final del día cuando ya la madrugada esta cerca y no hay mucho pendiente que hacer me retiro a  la penumbra y  vuelvo a desempolvar mis discos viejos como yo mismo y me pierdo a veces, como hoy, entre finales de los 69 y principios de los 70. Ha llovido, si, pero yo vieja, vieja la ropa.  Bajo ella vive y desvaría Peter Pan con mas canas y menos pelo.
Y mi música me devuelve a tiempos raros, siempre han sido raros. Aunque hoy nos parezcan más raros . O quizás no sean los raros los tiempos sino nosotros los que hacemos que así sean.
Y ahora cuando llevo vivido más de la mitad de mi tiempo se que no hice nada extraordinario, según algún gilipollas. Ya se sabe que todo es relativo y a lo peor, o mejor, lo que pudiese ser el estándar de "Extraordinario" no lo es tanto y si resulta que hice tal, si yo pienso que por un ejemplo; "amar como un loco una o dos veces", tener dos hijas maravillosas, aunque a veces piensen, pero solo a veces, que tienen un padre autista. y algunas tonterías mas. 
Por eso es hora , ahora, de escuchar estas músicas al  aguardo del frio del exterior y pensar y pensar y pasar el rato con algún fantasma en mi penumbra verdosa de mi estancia de oír.
Luego con el buen tiempo me pasare posiblemente horas mirando al cielo allá lejos de la contaminación lumínica  de la ciudad maravillándome como si fuera la primera vez con "La vía láctea" y también acompañado ahí de esos mismos fantasmas míos añorando cuando alguno de aquellos me acompañaba en carne y hueso mortal mientras miraba para arriba.
Y la canción dice como algo así:

El muro en el que los profetas escribieron
Se está resquebrajando.
Sobre los instrumentos de muerte
La luz del sol brilla resplandeciente.
Cuando todos los hombres se desgarren
Con pesadillas y con sueños,
Nadie va a depositar la corona de laurel
Mientras el silencio ahogue los gemidos

Entre las puertas de hierro del destino,
Las semillas del tiempo fueron sembradas,
Y regadas por hazañas de aquellos
Que conocen y son conocidos;
El conocimiento es un amigo mortal
Cuando nadie pone las reglas.
La suerte de toda la humanidad, lo veo,
Está en manos de tontos.

Confusión será mi epitafio
Mientras me arrastro en un sombrero roto y quebrado
Si lo logramos podremos todos sentarnos
Y reír.
Pero me temo que mañana estaré llorando
Si me temo que mañana estaré llorando.



Y podría haberse escrito hoy mismo. Pero fue por aquellos 69


2 comentarios:

Genín dijo...

Normalmente son los demás, mas que nosotros mismos, los que piensan que hemos hecho algo extraordinario, incluso te lo dicen, en medio de una conversación me lo recuerdan y a mi me agrada mucho pero me sorprende mas porque no veo por que lo consideran extraordinario, al menos, las mas de las veces... :)
Salud

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Duelen, muchas veces los recuerdos. Y pese a ello, los recordamos...

Seguidores

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Contribuyentes

El palco # 5

tonYerik

tonYerik
la otra bitacora

Enlaces

Enlaces
Deseo

Visitantes

Thanks Morgie

Thanks Morgie